¡Llámenos ahora mismo! 926 546 976 | info@acmseguros.com

El próximo lunes, 25 de marzo, termina el plazo para asegurar la próxima campaña de uva de vino a través de las modalidades que incluyen cobertura frente a las heladas, así como protección frente a los daños por pedrisco, lluvia o inundación, entre otros. Una fecha que es vital para los viticultores, si tenemos en cuenta que la helada es un riesgo que se ha dejado sentir de manera severa y recurrente en los últimos años en diversas zonas y cultivos (sobre todo en frutales, viñedo, cítricos, hortalizas…).

En concreto, las indemnizaciones por helada en viñedo se elevaron hasta los 18,2 millones de euros en la pasada campaña, con especial incidencia de las registradas durante la primera semana de abril en producciones de Burgos, Valladolid, Segovia y Soria, aunque los siniestros también se extendieron por Álava, La Rioja y Castilla-La Mancha. Ya de forma muy tardía, las heladas se repitieron en mayo en la zona productora de Ribera del Duero, con más de 6.000 hectáreas siniestradas.

Por otra parte, a partir de junio, y durante todo el verano, la actividad tormentosa fue constante, con daños por pedrisco en todas las zonas productoras (La Rioja, Navarra, Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Castilla-La Mancha…), hasta sumar más de 100.000 hectáreas con siniestro y más de 38 millones de euros en indemnizaciones por estos fenómenos. Además, no debemos olvidar que la falta de precipitaciones y las altas temperaturas del ejercicio 2023 mermaron las expectativas de producción del viñedo de secano –situado principalmente en Cataluña, Castilla-La Mancha y Extremadura–, con casi 30 millones en indemnizaciones.

En total, Agroseguro abonó 105,4 millones de euros en indemnizaciones a los productores asegurados de uva de vino, un 26% más que en 2022. Por comunidades autónomas, los viticultores asegurados de Castilla-La Mancha sumaron 32,2 millones; a continuación, se encuentran los productores de Cataluña (19,2 millones), Castilla y León (15,5 millones), La Rioja (15,3 millones), Comunidad Valenciana (7,8 millones), Aragón (5,7 millones) y Extremadura (5,0 millones). El resto, hasta completar el total, corresponde a viticultores asegurados de Navarra, País Vasco, Región de Murcia o Andalucía, entre otras zonas productoras.

Crece el aseguramiento del viñedo

El aumento de la siniestralidad y la demostrada utilidad del seguro agrario han impulsado el aseguramiento del viñedo. En concreto, la actual campaña ya cuenta con casi 360.000 hectáreas aseguradas (+5,6% respecto al pasado año a esta misma fecha). La producción asegurada se sitúa en 2,88 millones de toneladas de uva de vino (+2,5%), con un valor de la producción protegida por el seguro agrario que supera los 1.047 millones de euros (+4,7%). De continuar con este ritmo de crecimiento, la campaña 2024 de uva de vino se podría cerrar como la más asegurada en los 43 años de historia del seguro agrario.

Fuente Agroseguro

Desde Cooperativas Agro-alimentarias de España recordamos a los agricultores y ganaderos la conveniencia de contar con un Seguro Agrario para sus explotaciones, ante las extremas y muy variables condiciones meteorológicas que se están produciendo y sus perjudiciales efectos para sus producciones. Hoy por hoy, el seguro agrario es el mejor instrumento para proteger los diferentes tipos de explotaciones y no jugarse el futuro.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios